Los pulgones nos atacan

Nuestras plantas de habas, guisantes y romancescu tienen pulgones.

Les encanta el nitrógeno, que consiguen succionando la savia de las plantas.

Los pulgones se concentran en las yemas, tanto de crecimiento como florales, al ser el punto que más abastecimiento de savia recibe por parte de las plantas y por la mayor concentración de nitrógeno.

De la savia también obtienen azúcares y agua que hace que excreten una especie de melaza forma de melaza, de la que se alimentan socios como las hormigas. Este buffet self-service es recompensando por las hormigas con un servicio de seguridad, A cambio del rico manjar las hormigas le dan un servicio de seguridad protegiendo al pulgón de otros insectos que los depredan, y con un servicio de transporte en busca de nuevos suculentos brotes.

Estos insectos perjudican nuestro huerto convirtiéndose en una plaga que en poco tiempo se extiende por toda la planta y por las de alrededor.

Las consecuencias para las plantas son:

  • Se debilitan pues no tiene toda la savia que necesita para crecer y estar fuerte.
  • Al ser picadas reaccionan corvándose y enrollándose. En la picadura pueden transmitirles virus y enfermedades de otras plantas.
  • Por último, en la melaza que excretan los pulgones  y en la savia que derraman a su alrededor se desarrollan diferentes hongos, como la negrilla, que a su vez  afectan a las plantas infectadas, debilitándolas.

Para prevenir podemos:

  • Observar si vemos hormigas. Puede tengan guardadas en sus hormigueros colonias de pulgones que saquen a pastorear sobre nuestras hortalizas al llegar la primavera.
  • Poner una serie de plantas que tienden a repelerlos como algunas aromáticas (romero, lavanda, salvia y tomillo).
  • Pulverizar con extracto de ortiga que hará que la savia sea menos apetecible al pulgón.

Como ya tenemos los pulgones:

  • Si hay plantas que están muy afectadas tendremos que quitarlas.
  • Podemos pulverizar con agua templada a presión para quitarlos de la planta.
  • Hemos aprendido que los pulgones son una auténtica fuente de proteínas y azúcares. Por eso tienen muchos depredadores en el huerto: diferentes tipos de aphidios (pequeñas avispillas) que los parasitan, la familia de las Coccinelidas (mariquitas y sus larvas) que se los comen y otros insectos como las tijeretas o crisopas
  • Pulverizar con jabón potásico (100 g/10 l de agua).
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s