Primer verano para nuestras lombrices

Ya ha llegado el verano y nos vamos de vacaciones.

Pero nuestras lombrices no entienden de vacaciones, siguen necesitando comida y cierto grado de humedad.

La comida la tenemos resuelta porque hemos establecido un turno entre profesorado, familia y Miguel el conserje.

Y para mantener la humedad adecuada Miguel ha ideado un sistema reutilizando una botella de agua a la que le ha realizado pequeñísimos agujeros con un alfiler.

De esta forma hay una aportación constante de agua, la suficiente para mantener la humedad y no encharcar la lombricompostera.